• Doce proyectos latinoamericanos dan sus primeros pasos internacionales en el BrLab

    Directores de los proyectos brasileños

Doce proyectos latinoamericanos dan sus primeros pasos internacionales en el BrLab

Doce nuevas películas latinoamericanas dan sus primeros pasos internacionales en BrLab, un laboratorio de formación y networking que desde el 29 de octubre al 4 de noviembre reúne en São Paulo a directores, productores y profesionales de una decena de países. LatAm cinema presenta en exclusiva la selección 2015 de este laboratorio, considerado el principal referente brasileño en materia de integración y coproducción regional.

Escogidos entre 239 postulaciones, la selección tiene un marcado acento brasileño -con seis proyectos provenientes de este país- y combina directores noveles con otros más experimentados que se encuentran trabajando en sus segundas obras.

Definida por Rafael Sampaio, director del BrLab, como una selección que mantiene un “equilibrio entre películas con trazos más autorales -provenientes fundamentalmente de Brasil y que buscan salir de sus fronteras- y otras más narrativas o volcadas hacia el mercado, que intentan hacerse un espacio para entrar en Brasil”, los proyectos seleccionados se encuentran en su primera fase de desarrollo y sus realizadores tendrán oportunidad de participar en talleres y clases magistrales que les permita avanzar tanto a nivel de escritura como de producción, realización y distribución.

Proyectos brasileños seleccionados:

“Destierro” dirigido por Maria Clara Escobar (en coproducción con Argentina)

Un viaje de ida a Argentina sin regreso. El dolor de la pérdida y la imposibilidad burocrática de traer el cuerpo de la amada muerta de vuelta para enterrarlo por fin. “Destierro” es una película dividida en tres partes. En cada una explora diferentes situaciones y límites alrededor del dolor de perder(se) de alguien.

Guionista y directora, Maria Clara Escobar dirigió el largometraje “Os dias com ele”, premiado en festivales como Tiradentes, Doclisboa y La Habana. Actualmente desarrolla la serie “Comida imigrante”, con Ester Fér y la ficción “Desterro”, ambos premiados para desarrollo de guión, y el documental Casas partidas.

“El canto de cordonices” dirigido por Eduardo Ades

Armando, un militar jubilado, vive una crisis en su casamiento. Después de su jubilación pasa más tiempo en casa y, con las hijas mayores ya grandes, él acaba asumiendo sin ninguna experiencia la responsabilidad de educar a Elisa, la hija menor, que no obedece las órdenes dadas por la madre. Mientras tanto, su barrio pasa por un momento de gran inseguridad: el cerro próximo está bajo el dominio del tráfico de drogas. Con la violencia creciendo en la calle, la familia pasa mucho más tiempo encerrada en casa y se intensifican las crisis familiares. Armando es incapaz de contener el rumbo de los acontecimientos.

Eduardo Ades fundó la productora Imagem-Tempo en 2003. Escribió y dirigió, entre otros, los largos documentales “Crônica da demolição”, exibido en el Festival do Rio y en la Mostra Internacional de Cinema em São Paulo, y “Torquato Neto, anjo torto”, actualmente en postproducción.

“Mato seco em chamas” dirigido por Adirley Queirós y co-dirigido por Joana Pimenta (en coproducción con Portugal)

En el año 2013, la Policía Militar del Distrito Federal de Brasil desencadenó una gran operación de combate contra el tráfico de drogas en Ceilândia, suburbio de Brasilia,desarticulando pequeñas redes de comercio ilegal. Dieciséis hombres fueron presos. Un año después, las compañeras de esos hombres asumen el negocio. Rápidamente ellas establecen su propio espacio de acción, imponiendo nuevos códigos, reorganizando modos de producción y creando nuevas relaciones de trabajo. Ellas son el mapa de un nuevo territorio.

Adirley Queirós es director, guionista y montador. Realizó los largometrajes “Branco sai, preto fica” y “A cidade é uma só?”, que recibieron más de cuarenta premios en Brasil y afuera. Por su parte, la codirectora Joana Pimenta nació en Lisboa. Su película más reciente ganó la competencia internacional del IndieLisboa y se exhibió en los festivales de Toronto y Nueva York, entre otros.

“El hijo plantado” dirigido por Thais Fujinaga

Hilda es una mujer de 68 años que decide adoptar a una adolescente para tener a alguien que le haga compañía en la vejez. Su deseo choca con las dificultades que encuentra durante el proceso de adopción debido a su edad y, principalmente, con la resistencia de Lia. Marcada por el rechazo desde sus 6 años, Lia desconfía de la mujer y la refuta porque no quiere como madre a una anciana. Entre las dos, surge Joca, el hermano de Lia. Él tiene tan sólo 17 años pero siente la edad como un peso que lo empuja hacia fuera de su mundo: Joca y la hermana crecieron en orfanatos y refugios, pero al cumplir 18 años él tendrá que salir, aunque no tenga para donde ir.

Thais Fujinaga es diplomada por la ECA-USP y dirigió los cortometrajes “L” y “Os irmãos Mai” que recibieron más de 60 premios y menciones especiales en festivales como la Berlinale, Mar del Plata, La Habana y Brasilia.

“El libro de los placeres” dirigido por Marcela Lordy (en coproducción con Argentina)

El libro de los placeres es la historia del encuentro de Lóri y Ulisses y sus desafíos personales en la aceptación del amor; también es un juego de erotismo y seducción visto a través de las sensaciones íntimas de Lóri. Por una casualidad, los dos se conocen y durante un año acompañamos los encuentros y desencuentros de ellos, en una jornada conflictiva de aprendizaje y enfrentamiento de sus propias sombras a través de una aventura fascinante de autoconocimiento. Después de un año, Lóri aprende a vivir por medio de la humanización de los deseos, y que el amor no es una simple satisfacción de los instintos. Ella se descubre plena para, al final, reconocer el placer de estar con el otro y vivir un amor elevado de forma humana, consciente e individual.

Entre cine, artes visuales y TV, el trabajo de Marcela Lordy ya estuvo en importantes festivales, tales como Toulouse, BAFICI, La Habana y Festival do Rio, y fue exhibido en la 31ª Bienal de Arte de São Paulo y en el Museu da Língua Portuguesa, entre otros.

“Represa” dirigida por Diego Hoefel

João decide volver a la ciudad en donde sus padres se conocieron al saber que su madre dejó allí un hijo al huir de su primer matrimonio. Al llegar a la antigua ciudad, descubre que no existe más porque en el local se construyó una represa y todo está bajo las aguas. Después de algún tiempo de búsqueda en la ciudad para donde fueron llevados los moradores, finalmente encuentra al hermano. Aunque João no revela el lazo que los une, los dos se van aproximando poco a poco.

Diego Hoefel es guionista y realizador, además de profesor del curso de Cine y Audiovisual de la Universidade Federal do Ceará. Los cortometrajes de los que es guionista fueron exhibidos en diversos festivales, entre ellos Semaine de la Critique de Cannes, Locarno y Oberhausen.

"La selección guarda un equilibrio entre películas con trazos más autorales y otras más narrativas o volcadas hacia el mercado"

La selección se completa con:

“Cabezas de VHS” de Manuel Lacunza (Bolivia – Argentina)

Un falso documental de tono cómico acerca de un grupo de cinéfilos bolivianos amantes de los casetes VHS y sus películas, en una época donde el VHS está a punto de extinguirse. Kowalski, el líder, es un técnico en reparación de televisores y videocaseteras, se une a su cliente Cooper y al estudiante universitario McFly para crear el movimiento “Casete o Videotape”, un movimiento político y cultural que reivindica el formato de distribución y consumo audiovisual de VHS. Ellos junto a otros amantes de las cintas magnéticas ponen pausa y rebobinan sus conflictos y logros. Gracias a esto un grupo de piratas de DVDs se ven amenazados por la existencia de este nuevo movimiento y harán todo en su alcance para eliminarlos.

Manuel Lacunza estudió en la escuela de cine La Fabrica. Coescribió y dirigió el corto “Cabezas de VHS” seleccionado en más de una decena de festivales. Ahora junto al director argentino José Celestino Campusano coescribe y desarrolla su primer largometraje en base a este corto.

“El estudiante de cine” de Agustín Godoy (Colombia – Ecuador – Argentina)

Joaquín es un estudiante de cine a quien le encargan transcribir testimonios de víctimas y victimarios del conflicto armado en Colombia. Poco a poco los relatos lo obsesionan y él empieza a ver con los ojos de la guerra: sus amigos, el cine y la ciudad son amenazas acechantes, y él una víctima de su propia imaginación.

Agustín Godoy estudió Dirección Cinematográfica en la Universidad del Cine, en Buenos Aires. Dirigió varios cortos y uno que otro comercial. En 2015 estrenó “Carta a los marcianos”, su primer largo. En la actualidad es director en Capataz Cine y está desarrollando su segundo largometraje, que participa en el BrLab como proyecto seleccionado por LoboLab de Mar del Plata.

“El hombre de la mancha” de Neto Villalobos (Costa Rica)

Mancha forma parte de un grupo de mensajeros motorizados y debe su apodo a una marca de nacimiento que cubre parte de su rostro. Si no está conduciendo por San José o perdiendo el tiempo con sus colegas en un parque abandonado, le gusta pasarlo con su novia Clara, una veterinaria que únicamente disfruta del sexo sobre una motocicleta. Cuando un despido colectivo amenaza con quitarles su trabajo y estilo de vida, Mancha surgirá como líder del grupo y saldrá delante de la misma forma que cuando conduce su motocicleta: esquivando de uno a uno los obstáculos que se presentan en su camino.

Neto Villalobos debutó en 2013 con “Por las plumas”, largometraje estrenado en Toronto que recorrió más de 30 festivales, entre los que se encuentra San Sebastián. Su actual proyecto fue seleccionado en Cinéfondation Residence, 3 Puertos Cine, Cinélatino Rencontres de Toulouse, Paris Coproduction Village, Produire au Sud y BrLab.

“Gafas amarillas” de Iván Mora Manzano (Ecuador)

Después de una separación, María – una mujer un poco pasada de peso y despechada- se muda a un frío departamento rodeado de cajas sin desempacar. Allí enfrenta, sin gracia y comiendo en exceso, pequeños conflictos cotidianos de la soledad, como pasar el día en pijamas y sobrevivir los domingos. María encuentra un nuevo comienzo luego de un one night stand con Enzo, un mesero con ínfulas de escritor, por quien conoce a Alejo, un empleado que trata sin suerte de hacer teatro. Los tres viven un confuso triángulo amoroso en el que se evidencian sus miedos de no saber si lograrán ser quienes soñaron ser cuando eran más jóvenes. El film es una mirada tragicómica sobre el fin de la juventud y el inicio de la vida adulta, cuyo fondo es una monótona ciudad andina.

Iván Mora Manzano es músico y director de cine. Sus cortos se han exhibido en festivales como Venezia y Locarno. “Sin otoño, sin primavera” es su primer largometraje de ficción, y su segunda película “La bisabuela tiene Alzheimer” ganó el premio DOCTV. “Gafas amarillas” es su segundo largometraje de ficción.

“Julio” de Javier Andrade (Ecuador)

Julio es un film que se basa en los últimos años de Julio Jaramillo, el cantante más popular de la historia de la música ecuatoriana. Una historia sobre música y creación, sobre un artista tratando de recuperar el amor de su pueblo, un hombre que de repente se ve obligado a luchar consigo mismo para triunfar una vez más. Es la historia íntima del regreso de un ídolo, hermoso e imperfecto a la vez.

Javier Andrade es un escritor y director ecuatoriano que trabaja en documentales y ficción. Su ópera prima de ficción “Mejor no hablar de ciertas cosas” ha sido galardonada en importantes festivales nacionales e internacionales y fue postulada por
Ecuador a los Academy Awards en 2014.

“Matar a un muerto” de Hugo Giménez (Paraguay)

Paraguay, 1978. En plena dictadura stronista, Pastor y Dionisio se dedican a enterrar cadáveres de manera clandestina en un bosque. Paralelamente, el Mundial de Fútbol está en marcha en Argentina. Una mañana, entre los cadáveres que arriban, los
enterradores encuentran a el argentino Mario, que aún respira. Ellos saben que tienen que matarlo, pero nunca asesinaron antes. Pastor y Dionisio son el último eslabón de un nefasto sistema que tiene como resultado los desaparecidos, pero éste dilema aflora sus más profundos miedos. Una tormenta que presagia el invierno se aproxima, mientras el destino de los tres hombres se define durante la final del Mundial.

Hugo Giménez fue seleccionado por el 8º Talents Buenos Aires-Berlinale y ganador de la 4ª Edición del DOCTV Latinoamérica con el documental “Fuera de campo”. Su nuevo proyecto “Matar a un muerto” ha recibido recientemente para su desarrollo del Hubert Bals Fund del Festival de Rotterdam.