• La animación latinoamericana afianza su identidad en Cannes 2018

    “Olimpia”, de J.M. Cravioto.

  • La animación latinoamericana afianza su identidad en Cannes 2018

    “Tito e os Pássaros” de Gustavo Steinberg, Gabriel Bitar y André Catoto.

  • La animación latinoamericana afianza su identidad en Cannes 2018

    “Ainbo” de José Zelada.

  • La animación latinoamericana afianza su identidad en Cannes 2018

    “Coração das trevas” de Rogério Nunes.

  • La animación latinoamericana afianza su identidad en Cannes 2018

    “Virus tropical" de Santiago Caicedo.

  • La animación latinoamericana afianza su identidad en Cannes 2018

    “Pachamama” de Juan Antín.

  • La animación latinoamericana afianza su identidad en Cannes 2018

    “El libro de Lila” de Marcela Rincón.

  • La animación latinoamericana afianza su identidad en Cannes 2018

    “El brujo” de Félix Guarida.

  • La animación latinoamericana afianza su identidad en Cannes 2018

    “Koatí, la película” de Rodrigo Pérez Castro.

La animación latinoamericana afianza su identidad en Cannes 2018

El cine de animación continúa ganando terreno en las principales citas internacionales, una tendencia que se ha podido confirmar en el 71º Festival de Cannes, por el que pasaron películas como “Another Day of Life” (Raúl de la Fuente, Damian Nenow), “Chris the Swiss” (Anja Kofmel) o “Samouni Road” (Stefano Savona). La animación latinoamericana no ha estado ajena a este pequeño boom y estuvo presente con una docena de películas y proyectos que tuvieron sus proyecciones y pitchings tanto en el festival como en las distintas actividades del Marché du Film. La apuesta por la animación dirigida al público familiar predomina claramente en la producción de la región, donde también hay lugar para los documentales animados y las películas de corte más autoral.

Enmarcada dentro de las actividades del mercado, la plataforma Goes to Cannes se convirtió en uno de los principales escaparates para promocionar la animación que se está cocinando en la región. Allí, nueve festivales de todo el mundo presentaron una selección de sus work in progress -sin distinción de técnicas ni géneros- incluyendo cinco proyectos de animación latinoamericanos que tuvieron la oportunidad de presentar sus primeras imágenes ante potenciales coproductores, distribuidores y agentes de ventas.

El programa presentado por el mexicano Festival de Los Cabos incluyó dos títulos de animación. “Olimpia”, de J.M. Cravioto, es un largometraje de ficción animado que recupera la memoria del movimiento estudiantil de México en 1968. Construido a partir de historias reales, fotografías y filmaciones pasada por el tamiz de la rotoscopía, el filme presenta el lado “más personal y humano” de tres miembros de una brigada estudiantil de la UNAM. Los productores viajaron a Cannes en busca de un agente de ventas y de potenciar distribución internacional y la presencia en festivales.

El segundo título animado presentado en Los Cabos Goes to Cannes fue “Un disfraz para Nicolás”, filme en 2D producido por Fotosíntesis Media (“El ángel en el reloj”), estudio creado por la productora Mantarraya para generar contenidos con causa social. Dirigido por Eduardo Rivero, la película narra las aventuras de un niño de 10 años con Síndrome de Down en un reino fantástico.

El cine de animación latinoamericano también está presente en dos work in progress de fuera de la región con la selección de tres películas animadas en las selecciones de los festivales de Annecy y Hong Kong – Asia Film Financing Forum.

Annecy Goes to Cannes es considerado, junto a Animation! de Ventana Sur, como preámbulo de los work in progress que serán presentados en junio en Annecy, principal cita mundial de la animació. Al igual que en ediciones anteriores, la animación latinoamericana ocupa un lugar destacado en la selección del festival francés con dos películas. En “Coração das trevas” (“Heart of Darkness”), el director brasileño Rogério Nunes adapta la legendaria novela de Joseph Conrad llevando la búsqueda del Capitán Kurtz en un futuro cercano y en las mismísimas favelas de Rio de Janeiro. El filme es una coproducción entre Brasil, Francia y Portugal y en sus etapas iniciales de desarrollo pasó por los pitchings de MIFA y Cartoon Movie.

Concebida para el público familiar, la mexicana “Koatí, la película” es una película de aventuras en animación 2D que sigue a Nachi, un coatí resuelto y de buen corazón que se embarca en una aventura para salvar a los animales de la selva tropical de un desastre amenazante. Dirigida por Rodrigo Pérez Castro, la proyección internacional de este film de la mexicana Upstairs se ve apoyada por la voz de Sofía Vergara, que interpreta a la serpiente Zaina. Realismo mágico y fábulas ancestrales en una película que en Cannes fue defendida por sus productores y el agente de ventas británico Timeless Films.

La sesión de Annecy Goes to Cannes también incluyó a “Pachamama”, uno de los proyectos con raíces latinoamericanas más ambiciosos de los últimos años. Dirigida por el argentino Juan Antín (“Mercano, el marciano”), este largometraje en animación 3D CGI ha perdido la participación latinoamericana en su proceso de búsqueda de financiación, siendo ahora una coproducción entre Francia, Luxemburgo y Canadá. El filme, que será estrenado a finales de 2018, narra las aventuras de un niño quechua para salvar su comunidad de los conquistadores españoles.

La participación de la animación latinoamericana en las proyecciones de la plataforma Goes to Cannes se completó con “El brujo”, un trabajo musical animado y sin diálogos que da vida a más de 200 grabados del artista panameño Julio Zachrisson. Bajo la dirección de Félix Guarida y la producción de la panameña Animal, el filme llega a esta instancia como parte de la presentación que realizaó el Hong Kong – Asia Film Financing Forum (HAF). Anteriormente, el proyecto participó en la sección industria de varios encuentros internacionales, como el Festival de Cine de San Sebastián y Ventana Sur.

"La próxima generación de películas latinoamericanas de la animación confirma su capacidad para despertar interés a nivel internacional."

El cine familiar crece

Junto a estos proyectos in progress, otras ocho producciones ya finalizadas o en fase de postproducción viajaron a Cannes formaron parte de la oferta de distintos agentes de ventas. Dominada por el cine dirigido al público familiar -quizás una de las tendencias menos promocionada de la animación latinoamericana-, la próxima generación de películas de la animación confirma su capacidad para despertar interés a nivel internacional.

La estadounidense CMG-Cinema Management Group ha comenzado a prestarle atención a la animación de la región, integrando a su catálogo dos películas en preproducción: “Ainbo” y “El arca de Noe”. La primera es el debut como director de José Zelada, quien se ha desempeñado como director de publicidad desde su productora Tunche Films. El filme cuenta con un presupuesto estimado de 10 millones de dólares y su estreno está previsto para mediados de 2020. Mientras tanto, “El arca de Noé” de Sérgio Machado es una producción conjunta entre Gullane, Videofilmes y Globo Filmes que espera ser estrenada en 2021.

Con una amplia experiencia en la venta internacional de animación, la francesa Indie Sales (“My Life as a Zucchini”, “Another Day of Life”) acaba de integrar en su catálogo la brasileña en 2D “Tito e os Pássaros” de Gustavo Steinberg, Gabriel Bitar y André Catoto. El filme, que fue exhibido en los screenings del Marché du Film, tendrá su estreno mundial en la Sección Oficial del 58º Festival de Annecy.

También de Brasil, y como parte del catálogo de la argentina Filmsharks, se presentó “Lino, la película”, una comedia de aventuras dirigida por Rafael Ribas que se estrenó en 2017, convirtiéndose en la película de animación nacional más taquillera de las ocho que se estrenaron en territorio brasileño en el año. 

La animación colombiana estuvo presente en Cannes por partida doble con “El libro de Lila” y “Virus tropical”. Representada por la alemana Sola Media y dirigido por Marcela Rincón, “El libro de Lila” es el primer largometraje animado colombiano que tiene a una mujer en la dirección y llegó a Cannes tras haber sido seleccionado en los Premios Quirino y Platino. Por su parte, “Virus tropical” continúa su recorrido internacional tras pasar por la Berlinale y SXSW, entre otros. La adaptación de la novela gráfica de PowerPaola realizada por Santiago Caicedo fue presentada en Cannes por la francesa Stray Dogs.

La presencia de la animación latinoamericana en el Marché du Film 2018 se completó con dos películas argentinas: “Anida y el circo flotante”, dirigido por Liliana Romero y con producción de Toma Virtual, que fue presentado por Aura Films; y “Quixote’s” un ambicioso proyecto en 3D CGI con un presupuesto estimado en 14 millones de dólares. Dirigido por Gonzalo Gutiérrez y con producción de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), el filme espera ser estrenado en 2019 con la alemana Studio 100 Film al frente de las ventas internacionales.