• Sundance 2023: Latinoamérica vuelve a pisar fuerte en la competición internacional

    “Heroico” de David Zonana.

  • Sundance 2023: Latinoamérica vuelve a pisar fuerte en la competición internacional

    “La pecera” de Glorimar Marrero Sánchez.

  • Sundance 2023: Latinoamérica vuelve a pisar fuerte en la competición internacional

    “Brujería” de Christopher Murray.

  • Sundance 2023: Latinoamérica vuelve a pisar fuerte en la competición internacional

    “Rotting in the Sun” de Sebastián Silva.

  • Sundance 2023: Latinoamérica vuelve a pisar fuerte en la competición internacional

    “La memoria infinita” de Maite Alberdi.

Sundance 2023: Latinoamérica vuelve a pisar fuerte en la competición internacional

Entre el 19 y el 29 de enero tendrá lugar una nueva edición del Festival de Cine Sundance, uno de los eventos de cine independiente más importantes de Estados Unidos y el mundo. El Festival contará con la presencia de cuatro filmes latinoamericanos, tres de ficción: “Heroico”, “La pecera” y “Brujería”, y un documental: “La memoria infinita”.

La selección de largometrajes, elegida entre más de 4000 títulos, está conformada por 101 películas provenientes de 23 países, un 94% de las cuales son premieres mundiales. “La programación de este año reitera la relevancia del trabajo innovador, una fuente insustituible de historias originales que resuenan y alimentan la creatividad y el diálogo”, expresó Kim Yutani, directora de programación del certamen, quien agregó: “La selección refleja, de múltiples formas, las voces de comunidades de todo el mundo que hablan de temas urgentes y finalmente están siendo escuchadas. Historias impactantes que entretienen, desafían e inspiran”.

Si bien el festival se caracteriza por un claro predominio de títulos estadounidenses en la mayoría de las secciones, Latinoamérica vuelve a pisar fuerte en la World Cinema Dramatic Competition, en la que “Utama” -una coproducción entre Bolivia y Uruguay dirigida por Alejandro Loayza- se alzó con el Gran Premio del Jurado en 2022. En esta oportunidad, tres de los 12 filmes seleccionados en esta categoría provienen de nuestra región.

El mexicano “Heroico” es la segunda película de David Zonana después de “Mano de obra” (2019). Coproducido con Suecia, el filme está producido por el director junto a junto a Michel Franco y Eréndira Núñez Larios (Teorema). Con guion de Zonana, la película utiliza testimonios reales y actores no profesionales para contar la historia de Luis, un muchacho de 18 años de ascendencia indígena que ingresa en una academia militar en busca de un futuro mejor, pero allí se encuentra con un sistema institucionalmente violento que buscará convertirlo en el soldado perfecto.  

El segundo film seleccionado en esta competencia es el puertorriqueño “La pecera”, ópera prima de Glorimar Marrero Sánchez, que también firma el guion. Producido por Canica junto a empresas españolas, el filme cuenta la historia de Noelia, que tras decidir no tratarse el cáncer que le fue diagnosticado, regresa a su Vieques natal, una isla paradisíaca en cuyas aguas se esconden toneladas de residuos contaminantes arrojados por el ejército americano. La trama personal de esta mujer en busca de que se respeten sus decisiones se entreteje con su participación en un grupo de denuncia política y medioambiental por la situación que vive la isla donde nació. Esta es la segunda coproducción de la española Solita Films con un film latinoamericano tras su participación en la costarricense “El despertar de las hormigas” de Antonella Sudasassi.

La tercera y última película latinoamericana seleccionada en World Cinema Dramatic Competition es la chilena “Brujería”, el tercer largometraje de ficción de Christopher Murray. Producido por Fábula (Juan de Dios Larraín, Pablo Larraín y Rocío Jadue) en coproducción con la mexicana Pimienta (Nicolás Celis Films) y la alemana The Match Factory, el filme está ambientado en la fría y remota isla de Chiloé a finales del siglo XIX. Rosa Raín es una niña Huilliche que, tras el asesinato de su padre a manos de unos colonos alemanes, busca justicia con Mateo, líder de una organización de brujos llamada “La Recta Provincia”. El director debutó en 2009 con “Manuel de Ribera” y en 2016 dirigió “El Cristo ciego”.

En esta sección además compite “Mamacruz”, que si bien es una producción de la española La claqueta, es dirigida por la venezolana Patricia Ortega. El filme es protagonizado por una abuela religiosa que aprende a usar internet y se topa con la pornografía.

En la competencia para documentales (World Cinema Documentary Competition) solo uno de los seleccionados es latinoamericano: el chileno “La memoria infinita” de Maite Alberdi. Producido por la propia directora junto a Fábula, el quinto largometraje de Alberdi observa a una pareja lidiando con el Alzheimer durante un período de cuatro años. De esta forma, la directora de los multipremiados “El agente topo” o “La once” regresa al certamen estadounidense tras haber sido jurado en 2019 de la categoría en la que ahora compite.

"La selección refleja, de múltiples formas, las voces de comunidades de todo el mundo que hablan de temas urgentes y finalmente están siendo escuchadas. Historias impactantes que entretienen, desafían e inspiran."

También cuenta con participación de nuestra región el documental sudafricano “Milisuthando”, producido por Early Hours de Sudáfrica en coproducción con la colombiana Viso Producciones y en asociación con la estadounidense Multitude Films. El filme es una exploración íntima y poética de las memorias de su directora, Milisuthando Bongela, quien creció durante el apartheid pero no supo que estaba ocurriendo hasta que terminó. 

En la categoría Premieres se exhibirán tres largometrajes con producción estadounidense pero ambientados en territorio mexicano y con participación de profesionales de nuestra región. El chileno Sebastián Silva dirige la comedia negra “Rotting in the Sun” sobre la misteriosa desaparición del director y su búsqueda por parte del influencer Jordan Firstman, quien comienza a sospechar de la empleada de limpieza de Silva. La empleada es interpretada por Catalina Saavedra, protagonista de “La nana”, con el que Silva recibió el Gran Premio del Jurado en Sundance en 2009. El mexicano Gael García Bernal protagoniza “Cassandro” de Roger Ross Williams, filme producido por Amazon que retrata la escena de lucha libre mexicana a través de un exótico luchador. En la frontera entre Estados Unidos y México sucede “Radical” de Christopher Zalla, quien nació en Kenia y vive en Guatemala.

El festival también seleccionó 64 cortometrajes, de los cuales cuatro son de la región, tres de ficción y uno documental. “Los cortos que seleccionamos son todos reveladores: voces nuevas y emocionantes, perspectivas humorísticas o conmovedoras, innovación estilística y más. La programación de 2023 es variada e interesante”, dijo Mike Plante, programador senior de cortometrajes.

En la categoría International Fiction Short Films se podrá ver el chileno “AliEN0089” de Valeria Hofmann. Producido por Augusto Matte, Daniela Camino y Pascual Mena, el corto trata sobre una gamer a la que le hackean la computadora tras publicar un video denunciando acoso en un videojuego. En esta categoría también resultó elegido el mexicano “Chica de fábrica” de Selma Cervantes, cortometraje protagonizado por Yalitza Aparicio, nominada al Oscar por su actuación en “Roma” de Alfonso Cuarón. Aparicio interpreta a una costurera que intenta ocultar su embarazo, pero trabaja en un taller clandestino donde las trabajadoras deben realizarse pruebas de embarazo en forma periódica. El proyecto está producido por Solange Alonso Caballero, Bruno Gaeta, Jim Stark, Natasha Dupeyron y Yago Muñoz.

Si bien “I Have no Tears, I Must Cry” de Luis Fernando Puente es una producción estadounidense, Puente es mexicano de nacimiento y su cortometraje, también de ficción, trata sobre el limbo burocrático en el que viven muchos inmigrantes.

Por último, entre los seleccionados en la categoría Nonfiction Short Films se encuentra el peruano “Shirampari: herencias del río” de Lucía Flórez. Producido por José Miguel Pérez, el cortometraje sigue a un niño de la Amazonia peruana que debe pescar un bagre gigante como rito de iniciación a la adultez.