• Los streamers: Ondamedia busca conectar el cine chileno con la ciudadanía 

Los streamers: Ondamedia busca conectar el cine chileno con la ciudadanía 

Ondamedia fue creada en 2017 por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile con el objetivo de hacer accesible el cine nacional en todo el territorio. En junio de aquel año se inauguró una plataforma OTT en versión beta con un catálogo de unas 80 películas chilenas, con acceso gratuito para la ciudadanía y un esquema de pago por visionado. 

El proyecto aparecía como una política pública innovadora que buscaba dar respuesta a un escollo no menor: el acceso a la cultura. Según un estudio de audiencias de cine publicado por el Ministerio en 2019, apenas había medio millar de salas de cine repartidas por todo el territorio, con una fuerte concentración en el centro de la región metropolitana. 

La plataforma también se proponía reducir la escisión entre el público chileno con su propio cine, uno de los principales problemas de la cinematografía nacional. Según un análisis publicado por Cinema Chile en 2017, por cada tres espectadores extranjeros que veían una película chilena, solo había un espectador chileno. 

Una pandemia después, Ondamedia tiene un catálogo de unas 700 películas y más de 420 mil personas registradas de todas las comunas que reproducen en torno al millón de películas al año. De promedio, estrenan unos 5 largos y 8 cortos por mes, y las películas reciben unos 15 mil visionados, 10 veces más que en salas. En 2020, su alcance se multiplicó por seis: pasó de  360 mil visualizaciones en 2019 a 2,2 millones en el año pandémico, según datos del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Su propuesta de programación se estructura en diferentes colecciones por género y temáticas que van actualizándose periódicamente. En febrero del 2023, cuando se realizó esta entrevista, algunas de las secciones disponibles eran Un verano de película, Recién llegadas, Colección pateando piedras, Colección memoria y derechos humanos, y Colección pueblos originarios. También mantiene dos secciones de cortometrajes y algunas colecciones fijas dedicadas al patrimonio, las artes visuales, el medio ambiente y la música, entre otros temas. 

LatAm cinema conversó con el director de la plataforma, Ian Goldschmied, para conocer la evolución de la plataforma en  estos cinco años y las perspectivas a corto plazo. 

¿Qué balance hacen de Ondamedia en estos cinco años?

Hacemos un balance positivo, el proyecto ha permitido acercar el cine nacional a la ciudadanía, que en su mayoría tenía dificultades para acceder, pues la circulación del cine chileno en salas es bastante limitada, tanto por su alcance territorial, como por la cantidad de salas y tiempos disponibles de exhibición en relación a la oferta del cine internacional. 

Tras cinco años, Ondamedia se ha convertido en el primer programa del Ministerio de las Culturas con cobertura en las 346 comunas que hay en Chile, un logro fundamental considerando que sólo hay salas de cine en 36 comunas, ubicadas en las principales ciudades. 

"El consumo de cine vía streaming es una oportunidad para que la cinematografía latinoamericana desarrolle sus audiencias; nunca antes ha habido tantas personas con acceso al cine y con tantas horas de consumo."

En términos de audiencias/públicos, ¿qué promedio consiguen  las películas chilenas? 

La mayoría de las películas que tenemos disponibles han multiplicado por 10 veces la cantidad de espectadores en relación a las salas de cine, algunas lo han multiplicado por 30 y más. En promedio, cada película es vista por unos 15 mil usuarios, pero algunas superan los 150 mil.

¿Mantienen el esquema de pago por visionado con las productoras de ?

Si, mantenemos este modelo que nos ha permitido distribuir los recursos de forma eficiente, de acuerdo a los intereses de la ciudadanía. Pero a su vez, también permite que las productoras y distribuidoras tomen un rol más activo en la difusión de sus películas, lo que, indirectamente, nos ha ayudado a descentralizar la difusión de la plataforma. Este modelo de pago por visualización se complementa con el pago de un mínimo garantizado (cantidad de "entradas" que adquirimos al inicio del contrato) que se define en base a los reconocimientos que cada película obtiene en festivales de cine, o bien, por la cantidad de espectadores en salas.

¿Cuáles son los desafíos de Ondamedia en el corto plazo?

Nuestro principal desafío es seguir creciendo en usuarios registrados y mantener fidelizados a los que ya tenemos, es decir, seguir ampliando la tasa de consumo del cine chileno. Para esto, es importante desarrollar una estrategia que nos permita fortalecer un ecosistema en torno al cine nacional: necesitamos potenciar que los críticos hablen de cine chileno, que los usuarios comenten las películas, que en la radio o en los podcast recomienden películas. Todo esto es parte de una estrategia comunicacional que tenemos por delante. 

¿En qué medida las películas de Ondamedia conviven con los estrenos en el circuito de salas?

Luego de la pandemia, las plataformas de streaming se asentaron como un eslabón importante en la cadena de distribución, lo que nos ha permitido poder ofrecer películas que fueron estrenadas en salas en el último año. Según nuestra experiencia, esto no ha afectado la asistencia a las salas, por el contrario, como plataforma de cine chileno hemos ayudado a fomentar un ecosistema que favorece el interés por el cine nacional. 

¿Qué aprendizajes les dejó la pandemia?

La pandemia precipitó la digitalización y, en particular, el consumo de cine vía streaming. De un momento a otro, nuestro servicio se hizo mucho más necesario y relevante. Por otro lado, la pandemia trastocó nuestros hábitos, lo que permitió que muchas personas que no habitualmente no veían cine chileno, se permitieran un espacio para conocerlo. Creo que el consumo de cine vía streaming es una oportunidad para que la cinematografía latinoamericana desarrolle sus audiencias: nunca antes ha habido tantas personas con acceso al cine y con tantas horas de consumo. Esto es una oportunidad para desarrollar una estrategia para que nuestro cine sea una marca valorada y se convierta en un hábito entre las audiencias.