Red Latinoamericana de Comisiones Fílmicas: De la utopía a la realidad

Latinoamérica parece haber asumido su potencial audiovisual. Las cinematografías de la región mantienen un crecimiento sostenido; el reconocimiento internacional ya no se ciñe a las históricas Argentina, Brasil y México. Chile y Colombia consiguieron posicionarse con una producción estable y Centroamérica comienza a acrecentar su cinematografía.

En este panorama alentador –posibilitado por la mayor estabilidad económica de la región y las políticas de fomento al audiovisual-, las comisiones fílmicas se insertan como la gran novedad dentro de la cadena de la industria audiovisual. A pesar de ser una estructura bastante nueva en Latinoamérica, las film commissions proliferan en la región a medida que se toma conciencia del potencial económico que esconde su riqueza cultural, natural y arquitectónica.

Esta coyuntura ha permitido que las comisiones latinoamericanas hayan comenzado a buscar su lugar dentro del mapa internacional, adoptando un plan de acción mancomunado para fortalecer su promoción y fomentar las sinergias. Con ese ánimo nació la Red de Comisiones Fílmicas de Latinoamérica, un proyecto largamente acariciado que en este 2012 ha dado varios pasos hacia su consolidación.

El puntapié inicial de este proyecto –también conocido como LAFCN, por sus siglas en inglés- tuvo lugar en 2010 en el marco del Florianópolis Audiovisual Mercosul (FAM), donde se celebró el 1° Encuentro de Film Commissions Latinoamericanas. Al final de las jornadas de trabajo, se acordó la creación de una red para fomentar la exposición internacional del continente como destino de filmación así como para estandarizar los servicios audiovisuales ofrecidos en los distintos países. Las bases estaban sentadas y un año después, en el Festival de Cinema Latino-Americano de São Paulo, se empezaron a fortalecer las intenciones iniciales y a tejer el entramado de la red.

Finalmente, en 2012, el proyecto terminó de cristalizarse en un tercer encuentro celebrado en Montevideo. Allí se realizó una reunión definitoria en la que se decidió crear en forma transitoria una unidad coordinadora a cargo de Uruguay, responsable de estudiar y formular una propuesta sobre la estructura jurídica apropiada para sacar adelante la red, y una oficina de comunicación bajo responsabilidad de la comisión fílmica de Ciudad de México (CFilma) con la misión de generar un plan de comunicación para el 2013.

Continúa leyendo el artículo en el Especial Comisiones Fílmica s de LatAm cinema.

"En pleno proceso de constitución, analizamos la historia y las distintas visiones que conforman la Red Latinoamericana de Comisiones Fílmicas, una iniciativa que busca aunar esfuerzos para promocionar al continente en el ámbito internacional."