• Suiza: nuevos incentivos y coproducciones para acercarse a Latinoamérica

    "Azor" de Andreas Fontana.

  • Suiza: nuevos incentivos y coproducciones para acercarse a Latinoamérica

    "La idea de un lago" de Milagros Mumenthaler.

  • Suiza: nuevos incentivos y coproducciones para acercarse a Latinoamérica

    "Candelaria" de Jhonny Hendrix.

  • Suiza: nuevos incentivos y coproducciones para acercarse a Latinoamérica

    "Soeur Jajariju" de Jorge Cadena.

  • Suiza: nuevos incentivos y coproducciones para acercarse a Latinoamérica

    "Zahori" de Mari Alessandrini.

  • Suiza: nuevos incentivos y coproducciones para acercarse a Latinoamérica

    "Apenas el sol" de Arami Ullón.

Suiza: nuevos incentivos y coproducciones para acercarse a Latinoamérica

Swiss Films, la agencia de promoción del cine suizo, llega a San Sebastián con varios objetivos: fortalecer alianzas entre las empresas productoras suizas e iberoamericanas, estimular la distribución del cine suizo en Iberoamérica y colaborar con el trabajo de cinematecas, festivales y mercados latinoamericanos.

El país europeo, reconocido por la variedad de sus paisajes y la multiplicidad de idiomas, viene mostrando un marcado interés en la coproducción con nuestra región. “Desde hace unos años notamos un aumento continuo de colaboraciones y coproducciones internacionales entre Suiza y países de América Latina como México, con el cual tenemos un tratado de coproducción vigente desde 2017 a través de la Oficina Federal de Cultura (FOC)”, cuenta a LatAm cinema Andreas Bühlmann, director de festivales y mercados de Swiss Films. “Suiza tiene una gran comunidad hispana y lusitana, incluyendo segundas o terceras generaciones que actualmente producen en Suiza y hacen películas sobre temas relacionados con estos territorios”, agrega Bülmann.

En los últimos dos años, 10 proyectos cinematográficos se hicieron realidad gracias a la colaboración entre Suiza y Latinoamérica, incluyendo filmes recientes como “Azor” de Andreas Fontana -coproducido junto a Argentina y Francia- y “Zahori” de Mari Alessandrini -realizado junto a Argentina, Chile y Francia- o proyectos como “Hijos del viento” del colombiano-suizo Felipe Monroy Riera. 

Este año, la FOC y Swiss Films modificaron y ampliaron su esquema de apoyo a la distribución internacional de títulos suizos, ofreciendo subsidios para el estreno de películas suizas en todo el mundo. “Swiss Films contribuye con el 50% de los gastos de copias y publicidad (P&A) de un estreno nacional en cines o plataformas VOD”, explica Bülhmann. Las distribuidoras interesadas en recibir estas ayudas deben solicitarlas al menos dos meses antes del lanzamiento de la película, ya que estos subsidios no cuentan con fechas fijadas para postular, según se indica en la página web de la institución

La Oficina Federal de Cultura (FOC)  también fomenta el estreno de títulos extranjeros en Suiza. En el caso de las películas latinoamericanas, existe un esquema de apoyo a la distribución para distribuidores suizos con el fin de fortalecer la diversidad cultural en Suiza. El sistema permite, en particular, que los cines art-house reciban incentivos por su contribución a la diversidad cultural cuando incluyen proyectos latinoamericanos en su programación. 

Existen numerosas empresas productoras suizas que tienen un fuerte vínculo con Latinoamérica. Fidelio Films es una compañía independiente con sede en Zúrich, Bogotá, Ciudad de México y Toronto. Su cofundador, el director y productor suizo-mexicano Mauro Mueller, comenta a LatAm cinema que tienen interés en coproducir con otros países de la región, especialmente Chile y Argentina. “Somos una productora impulsada por buenos personajes e historias. Hemos hecho de todo: musicales, terror, drama, comedia, ciencia ficción, animación y hasta westerns. Una gran parte de nuestro enfoque son las series de televisión, y actualmente somos una de las productoras líderes en Latinoamérica en series, pero también nos estamos moviendo hacia la producción de largometrajes. En este momento tenemos una serie western en producción, una trilogía de terror en desarrollo, un thriller en etapa de financiamiento y estamos haciendo la adaptación en América Latina de la novela de ciencia ficción “Hunter’s Run” de George RR Martin”, cuenta Mueller. En los últimos tres años, Fidelio Films coprodujo los largometrajes “Candelaria” de Jhonny Hendrix (Fidelio Films Colombia junto a productoras de Colombia, Argentina, Cuba, Alemania y Noruega), “La biografía inventada” de Nicolás Lasnibat (Fidelio Films México junto a Chile y Francia), “Tiempo de lluvia” de Itandehui Jansen (Fidelio Films México y Suiza junto a Holanda) y “Memento morí” de Fernando López Cardona (Fidelio Films Colombia junto Alemania), además de varios cortometrajes. “Tenemos muchos largometrajes en desarrollo, incluyendo ‘Unos días al sol’, coproducción entre México y Suiza,  ‘La noche sin fortuna’, película colombiana que se coproduce con Suiza vía México, ‘The Andes Project’, película peruana en financiación coproducida con Fidelio Films (México) y dirigida por la suiza Maria Sigrist, por lo que seguramente agregaremos a Suiza como coproductora, y ‘Algo dulce’, comedia sobre una joven suiza que se queda atrapada en México y que estamos configurando como una coproducción entre México y Suiza”, concluye Mueller.

"Desde hace unos años notamos un aumento continuo de colaboraciones y coproducciones internacionales entre Suiza y países de América Latina como México, con el cual tenemos un tratado de coproducción vigente desde 2017."

Alina Film es otra empresa que tiene un fuerte vínculo con Latinoamérica, en este caso con Argentina. Fundada en Ginebra por Eugenia Mumenthaler y David Epiney, produjo dos largometrajes de la hermana de Eugenia, Milagros Mumenthaler: “Abrir puertas y ventanas” en 2011 y “La idea de un lago” en 2016. Este año tuvieron en Berlinale la premiere mundial de su último trabajo, el ya mencionado “Azor” de Andreas Fontana, una coproducción entre Alina Film, la argentina Ruda Cine, la francesa Local Films y RTS Radio Télévision Suisse. “Siempre nos interesa seguir trabajando con Latinoamérica, y de hecho estamos desarrollando el próximo proyecto de Milagros Mumenthaler, ‘Las corrientes’, que se va a filmar entre Suiza y Argentina. Pensamos que las miradas de los autores suizos están cada vez más abiertas al mundo, proyectando sus historias con personajes, geografías o contextos socioculturales diferentes que van más allá de las fronteras suizas o europeas. En estos proyectos, que tienen un pie en Europa y otro en Latinoamérica, es fundamental colaborar con productores locales que puedan aportar su conocimiento de los fondos y del mercado de su región, pero sobre todo su mirada sobre proyectos que integran elementos de su propio país”, expresa Eugenia Mumenthaler, y agrega que esperan seguir trabajando con Argentina, ya que cuentan con buenos colaboradores en el país, y además les interesa explorar coproducciones con México debido al acuerdo vigente. Con respecto a la distribución de los títulos de Alina Film en nuestra región, Eugenia Mumenthaler declara: “Nos interesaría distribuir en América Latina coproducciones que hemos hecho con España o Portugal como el documental español ‘El año del descubrimiento’ de Luís López Carrasco, que ganó el Astor de Oro en Mar del Plata, o películas en postproducción como ‘El agua’ de Elena Lopez Riera. También nos interesaría ampliar territorios para ‘Azor’, que ya ha conseguido distribución en Brasil con Vitrine Filmes”.

En Ginebra también se encuentra GoldenEggProduction, una empresa que desarrolla y distribuye “filmes ambiciosos realizados por cineastas con estilos y puntos de vista únicos y originales”. La compañía cuenta con dos experiencias de rodaje en Colombia: en 2013 filmó el largometraje de Felipe Monroy “Tacacho” y en 2018, el cortometraje “Soeur Jajariju” de Jorge Cadena, en coproducción con la argentina Murillo Cine. Actualmente está desarrollando un largometraje de Jorge Cadena y está en diálogo con potenciales coproductores colombianos. “Nos interesa trabajar en filmes que se relacionan con la realidad latinoamericana y ayudan a entender mejor sus complejas interrelaciones”, cuenta a LatAm cinema Gabriela Bussmann, fundadora de GoldenEggProduction, y agrega que les interesa que sus filmes se distribuyan en el mercado latinoamericano, especialmente en Colombia, México, Brasil, Chile y Argentina.

También con sede en Ginebra, Bord Cadre Films es otra de las empresas suizas han realizado colaboraciones exitosas con productoras de nuestra región. Creada por Dan Wechsler y Laurent Nègre, Bord Cadre participó en forma minoritaria de dos títulos recientemente premiados en el Festival de Cannes: “Noche de fuego”, primer largometraje de ficción de la reconocida directora salvadoreña-mexicana Tatiana Huezo, con producción de la mexicana Pimienta Films, obtuvo una mención especial del jurado en Un Certain Regard; y la producción entre la colombiana Burning Blue, Tailandia y Estados Unidos “Memoria” de Apichatpong Weerasethakul recibió el premio del jurado en la Competencia Oficial. En ambos filmes participó también la mexicana Piano.

Este año se estrenaron los mencionados largometrajes de ficción “Azor” del director suizo Andreas Fontana y “Zahorí”, coproducción entre la argentina El Calefón, la chilena Cinestación, la suiza Le Laboratoire Central y la francesa Norte Productions. Además se estrenó otra coproducción junto a Argentina, el cortometraje “Criatura” de María Silvia Esteve, producido por la argentina Rita Cine y la suiza Association Ecran Mobile; y “Vida comienza, vida termina”, largometraje de ficción de Rafael Palacio Illingworth coproducido junto a Argentina, Estados Unidos y las suizas Nora Films y enSoie Zurich. Para el último cuarto del año se espera el estreno del documental “Hijos del viento” de Felipe Monroy, coproducido entre la suiza Adok Films, la colombiana Totiante DC y la francesa Les Films d’Ici.

En 2020 se estrenó “Apenas el sol” de la paraguaya Arami Ullón, documental coproducido entre la suiza Cineworx Filmproduktion y Arami Ullón Cine.

A finales de 2019 tuvo su premiere el documental “A media voz”, dirigido por Patricia Pérez Fernandez y Heidi Hassan, y coproducido entre la cubana Producciones de la 5ta Avenida, la española Matriuska, la francesa Perspective Films y la suiza PCT cinéma télévision. Ese mismo año, Suiza trabajó junto a Cuba en el cortometraje documental “Viento dulce salado” de Laura Gabay y en el largometraje de ficción “Insumisas” de Laura Cazador y Fernando Perez, coproducido entre el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, la productora suiza Bohemian Films y RTS Radio Télévision Suisse, que en 2019 coprodujo también el documental “Silence Radio” de Juliana Fanjul junto a la suiza Akka Films y la mexicana Cactus Docs.

Si bien el creciente número de coproducciones demuestra que la industria audiovisual suiza está interesada en estrechar vínculos con Latinoamérica, Swiss Films igual sigue apostando por fortalecer aun más esos lazos. “Dado que no somos el organismo de financiación de Suiza, solo podemos contribuir como facilitadores de oportunidades de networking, creando plataformas en festivales y mercados cinematográficos donde la comunidad suiza y latinoamericana puedan conectarse. En Cannes 2019, organizamos, por ejemplo, una gran noche de networking junto con IMCINE de México con el fin de conectar las dos industrias cinematográficas. Oportunidades como esta son cruciales y necesarias para establecer un punto de partida, e intentaremos generar posibilidades similares cuando los festivales y mercados vuelvan a su formato físico, ya que la presencialidad es importante y necesaria para iniciar colaboraciones fructíferas”, concluye Bühlmann.

Especial IGNICIÓN: coproducir con Suiza (2019).