Sur x Norte: Los agentes de ventas internacionales opinan sobre el cine latinoamericano

FiGa Films: “¿Mi consejo para los productores latinoamericanos? ¡No se lo pongan fácil al público extranjero!”

Con el 90% de su catálogo dedicado al cine latinoamericano FiGa Films se ha consolidado como uno de los agentes de venta y distribuidoras especializados en cine latinoamericano más activos en el mercado. Capitaneada por Sandro Fiorin y Alex García, la compañía viaja a Cannes con algunas de sus últimas adquisiciones entre las que se encuentran la chilena “De jueves a domingo”, de Dominga Sotomayor, la ecuatoriana “Mejor no hablar (de ciertas cosas)”, de Javier Andrade, y el documental brasileño “Olhe Pra Mim de Novo”,de Claudia Priscilla y Kiko Goifman.

“Lo que más nos gusta del cine latinoamericano es su originalidad, su capacidad de reinventarse una y otra vez, el hecho de ser un cine nunca predecible”, comenta Sandro Fiorin, VP de ventas y adquisiciones de esta empresa con sede en Los Angeles.

Fiorin, que destaca del cine latinoamericano “su capacidad de generar ambientes únicos con prespuestos muy ajustados”, afirma haber encontrado recientemente lo que estaban buscando para el catálogo de la compañía. A pesar de esta certeza, viajarán a Cannes para mirar con especial atención los proyectos de todas partes del mundo presentados en L’Atelier y en Cinema du Monde.

Pyramide Distribution: “Si los productores quieren crear potencial, tienen que encontrar un director que no sólo tenga algo que decir, sino también la imperiosa necesidad de decirlo”.

Creada en 1989, Pyramide Distribution es una de las más importantes distribuidoras independientes y agente de ventas internacional de Francia. En su catálogo, integrado por cerca de 250 títulos, el cine latinoamericano ocupa un lugar importante representando entorno al 25%. Entre las últimas adquisiciones de la compañía se encuentra la mexicana “Año bisiesto”, de Michael Rowe (Cámera de Oro 2010) y la argentina “Infancia clandestina”, de Benjamín Avila.

Sobre las características que más le atraen del cine latinoamericano, Eric Lagesse, CEO de la compañía, considera que “es muy difícil hablar de señas de identidad en un continente con tantos países, tanta gente de orígenes diferentes, tantos paisajes, tantas civilizaciones y un único idioma, a excepción de Brasil”.

La empresa, que ya ha confirmado su participación en la próxima película de la argentina Lucía Puenzo, acude a Cannes con la expectativa de encontrar “películas que nos fascinen, que nos gusten con locura y queramos distribuir. Por lo general suele ser cine de autor con algo de potencial”, comenta Lagesse y aconseja, “es esencial que los productores latinoamericanos no se desentiendan de la fase del guión. Si no tienen un guión lo suficientemente sólido, no deberían rodar”.

Urban Distribution: “El cine latinoamericano consigue mejores resultados cuando es único y no trata de imitar el cine europeo o el americano”.

La francesa Urban Distribution International regresa a Cannes con el cine latinoamericano como uno de los principales reclamos de su catálogo, donde representa el 40% de su oferta. Desde su creación en 2004 la actual UDI (ex U-Media) buscar llevar el mejor cine de calidad a la mayor audiencia posible en todo el mundo. Esta política les ha llevado a comprar recientemente títulos como las argentinas “Villegas”, de Gonzalo Tobal y “Un amor”, de Paula Hernández, o las brasileñas “Once upon a time”, de Marcello Gomes, y “Moving creatures”, de Caetano Gotardo.

“El cine latinoamericano ofrece un rico abanico de personajes y
paisajes complejos y coloridos, una mezcla que resulta enormemente atractiva sobre la pantalla”, comenta Eric Schnedecker, director de ventas y adquisiciones de la compañía quien cree que el cine del continente “está experimentando el mismo boom que vivió el cine asiático 15 años atrás”.

Junto con México, Argentina y Brasil -los tres grandes del continente- UDI está muy atenta a las películas provenientes de países como Colombia, Chile, Uruguay, Perú y Ecuador. “Colombia, en particular, cuenta con una nueva generación de productores con talento y ganas de hacer cosas”, señala.

En esta nueva edición de Cannes, Schnedecker sueña con descubrir “otra joyita” como “Las Acacias”, el film del argentino Pablo Giorgelli que ganó la Cámara de Oro en 2011 y que ya ha sido vendida por la compañía en unos 16 territorios. Además, promoverán “El mudo”, próxima película de los peruanos Daniel y Diego Vega en la que participa Urban Factory, la empresa productora del grupo.

Sobre los puntos débiles del cine latinoamericano, Schnedecker reflexiona: “la mayoría de los directores latinoamericanos son también guionistas y en algunos casos incluso productores, lo que no siempre juega a su favor”, y recomienda trabajar con coproductores internacionales que garanticen no sólo financiación sino también “una mirada nueva y fresca, y el conocimiento del mercado internacional”.

Films Boutique: “Buscamos cosas nuevas: nuevas formas de rodar, historias nunca contadas por parte de jóvenes cineastas, pero también de directores reconocidos”.

La alemana Films Botique define, desde su nombre, las principales características de su oferta que se centra en el cine de autor de directores innovadores de todo el mundo. La compañía, que integra no más de diez títulos al año en su catálogo, apuesta por desarrollar relaciones sólidas y duraderas con los directores y productores con los que trabaja.

“El latinoamericano es un cine que nos interesa siempre, por algo es uno de los cines más apasionantes y variados de todos los tiempos”, comenta Gabor Greiner, responsable de compras de la compañía cuya última adquisición del continente ha sido la aún no estrenada ‘La pasión de Michelangelo’, del chileno Esteban Larraín. Y continúa, “el cine latinoamericano es interesante tanto desde el punto de vista cinematográfico como temático. La historia latinoamericana no sólo es fascinante, sino que está llena de momentos cinematográficos, de ahí que ofrezca tantas anécdotas interesantes y apasionantes que contar”.

Como especialista en el mercado internacional, Greiner aconseja a los productores latinoamericanos que busquen historias originales y universales y eviten el humor local. Además, les recomienda que “vistan a sus actores y actrices con ropas livianas y los hagan sonreir más mientras miran un atardecer que se tiñe de rojo”, comenta con perspicacia.

Artículo completo en la e-magazine de LatAm cinema

"LatAm cinema reunió a cuatro agentes de ventas internacionales para conocer su opinión sobre el cine latinoamericano. Diversos puntos de vista y consejos que, desde lejos, nos ayudan a conocer el cine latinoamericano más de cerca."