La argentina Liliana Paolinelli presenta “Lengua materna” y adelanta su nuevo film sobre la iglesia gnóstica

Festivales - Brasil

(Desde Ceará, por Cynthia García Calvo) La realizadora argentina Liliana Paolinelli presentó en la competencia oficial de Cine Ceará su largometraje “Lengua materna”, una historia en clave de comedia sobre el vínculo madre-hija a partir del descubrimiento tardío de la homosexualidad de la hija, que se estrenó comercialmente en su país de origen el pasado mes de octubre. Mientras la película anda el camino de festivales, la directora cordobesa ya trabaja en lo que será su nuevo film: “El rebaño”.

En temprana fase de escritura pero con una idea ya madura, Paolinelli adelanta que su nueva película tendrá como contexto las iglesias gnósticas que han proliferado en la provincia de Córdoba, que están “integradas por gente que se autodefine como esotérica, gente que es muy cerrada, muy oscura”, cuyas cabezas han recibido diversas denuncias penales.

Cuenta sobre la historia: “Se trata de una mujer de cuarenta y tantos que comienza a asistir a las conferencias de una iglesia gnóstica. Lo que me interesa contar es la historia de esta mujer que se mete cada vez más en estos grupos y tiene una hija de 21 años que no soporta la idea, y quiere rescatar a la madre de esa corriente que la está chupando, que la está alejando de ella… Es la historia de una madre y una hija, cuyas funciones se trastocan, los roles se invierten”.

El interés por el tema nació al estar en contacto con gente involucrada con este tipo de grupos “segregacionistas”, a los que se acercan personas que dan todo y terminan siendo estafadas. “Ahora en Córdoba ha salido una ley de protección para víctimas de manipulación psicológica apuntando a mucha gente que ha sido defrauda, estafada y abusada también porque tienen prácticas sexuales que son muy destructivas para las personas”, explica Paolinelli, apuntando que del pleno rechazo a estas sectas le “salen las ganas de filmar esta historia”.

El proyecto es desarrollado por su productora Magnética, que ya coprodujo “Lengua materna”, esperando lograr ayudas de fondos internacionales y del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) para su viabilidad.

El deseo es rodar el año próximo aunque la experiencia le ha enseñado que cada proyecto demanda un tiempo que es bueno respetar: “Antes quería rodar las cosas ya. A veces me apuraba mucho y lo que era un buen guión lo terminaba con los recursos que tenía a mano, y se notan las fallas en la factura técnica, por ejemplo”.

“El rebaño” se filmará entre una Buenos Aires que simula ser Córdoba y la propia provincia, debido a que la directora tiene sus pies en Buenos Aires pero su mente en Córdoba: “Las historias que me surgen más profundamente tienen un punto de partida en Córdoba, me las imagino allá. Incluso los textos me salen en cordobés. En mi película anterior, ‘Por sus propios ojos’, los interiores se filmaron en Buenos Aires y las cárceles en Córdoba porque es lo que le da una identidad. Sé lo complicado que es trasladar todo un equipo allá pero hay algo que necesito de Córdoba, lugares muy referenciales. Ahora en Córdoba hay muy buenos técnicos pero yo vivo en Buenos Aires, y la gente con la que trabajo está en Buenos Aires”.