Balance positivo del 2º BrLab, que se consolida como el principal laboratorio de proyectos de Brasil

Desarrollo - Brasil

Del 5 al 11 de noviembre, BrLab reunió en São Paulo a directores, guionistas y productores de nueve largometrajes de ficción de toda Latinoamérica, que tuvieron ocasión de someter sus proyectos a una consultoría intensiva por parte de destacadas figuras de la industria.

Este año, por primera vez, el evento entregó dos premios de adquisición con el objetivo de impulsar la circulación de largometrajes latinoamericanos a nivel internacional. El Premio FiGa Films, un premio-adquisición para representación internacional, fue otorgado al proyecto brasileño “Sinfonia da Necrópole”, de Juliana Rojas; y el Premio Vitrine Filmes para distribución comercial en el territorio brasileño fue para la película cubana “El regreso de los hombres calvos”, de Carlos M. Quintela. También se entregó el Premio Bolivia Lab a “Semente”, del brasileño Gabriel Amaral Almeida.

Rafael Sampaio, uno de los directores del laboratorio, cree que el gran aporte de BrLab es integrar talentos y proyectos latinoamericanos de manera natural. “El programa promueve un ambiente de interacción de experiencias no sólo profesionales, sino culturales y existenciales. En cuanto a la cercanía entre Brasil y los países vecinos, es algo más difícil de precisar en este momento, aunque esa sea nuestra apuesta. Algunas ideas de cooperación internacional ya nacieron en este espacio y otras efectivamente llegaron a realizarse”, comentó a LatAm cinema.

Si la distribución es actualmente uno de los principales desafíos del cine mundial, la producción sigue creciendo en Latinoamérica, como destaca Maria Dora Mourão, directora académica del BrLab. “Es posible identificar un crecimiento en la producción de películas en la región, sea por incentivos dados por los mismos países o por la ampliación de posibilidades de coproducción a través de los fondos. Ese aumento es muy importante, pues el cine es un medio expresión fundamental para la difusión de la cultura”, afirmó.

El laboratorio también sirvió para detectar algunas de las posibles tendencias del cine latinoamericano, donde continúa creciendo el número de proyectos del llamado cine de género y las películas que “buscan romper el cine excesivamente autoral para mantener un diálogo más amplio con el público”, tal como explicó Ibirá Machado, de Vitrine Filmes.

El año que viene, BrLab regresará a la programación del Festival Latinoamericano de São Paulo, donde se realizó su primera edición.

Camila Moraes.