Cannes 2014: Cinema do Brasil lidera la presencia brasileña en el Marché du Film

Festivales - Francia

Si hasta muy poco Brasil era conocido por su cinematografía volcada en gran parte hacia el público nacional, en los últimos años el país ha dado pasos decididos para ampliar los horizontes de sus películas y volverse, de hecho, en un fuerte player internacional. Mientras los reducidos espacios de la selección oficial de Cannes siguen siendo intensamente disputados, con una tímida presencia latinoamericana otra vez este año, la delegación verde-amarela apuesta sus fichas sobre todo en el Marché du Film, ocupando distintos frentes que puedan promover la internacionalización de su cine.

Al igual que en la edición anterior, la presencia brasileña en las competencias oficiales y paralelas es escasa y se limita a un cortometraje en la Quincena de los Realizadores: “Sem coração, dirigido por Nara Normande e Tião. En las proyecciones especiales de la sección oficial, apartado no competitivo, se presenta “El ardor”, film argentino que cuenta con la coproducción de la empresa carioca Bananeira Filmes y que recibió apoyo de la ANCINE (Agencia Nacional del Cine de Brasil) a través del acuerdo de coproducción que mantienen ambos países.

El universo de las coproducciones empieza a ser fuertemente explorado por los brasileños, y otra señal de ese esfuerzo es la presencia de “Todos os mortos”, largometraje de Caetano Gotardo y Marco Dutra, en el programa La Fabriques des Cinémas du Monde, dirigido exclusivamente a profesionales y que este año será presidido por el cineasta brasileño Walter Salles.

En el Marché du Film es donde el cine brasileño tendrá mayor presencia con 28 empresas que viajan al evento con el apoyo de Cinema do Brasil, la agencia de promoción internacional que reúne en su stand una importante selección de películas nacionales recientes. La institución promoverá, además, las nuevas ediciones de sus programas de incentivo ‘Apoyo a Agentes de Ventas’ y el ‘Premio de Distribución’. Con ese último, que alcanza este año su sexta edición consecutiva, la intención es promover el estreno de películas brasileñas en el exterior a través de un estímulo de 25 mil dólares ofrecido a distribuidores internacionales. “La misión de Cinema do Brasil en Cannes este año es, como siempre, lograr que nuestras películas lleguen a un número más grande de territorios. El aumento creciente de inscripciones para el ‘Premio de Distribución’, por ejemplo, nos ayudó a darnos cuenta de la importancia de hacer circular el cine nacional. Por eso, estamos mejorando su mecanismo, abriendo a partir de ahora dos periodos de inscripción al año”, explica André Sturm, presidente de la agencia.

Bajo el paraguas de Cinema do Brasil se encuentra empresas de todos los sectores de la industria, abarcando desde la producción y agentes de ventas hasta la exhibición y los festivales de cine. El abanico de productoras es muy amplio y va desde independientes como la paulista Dezenove Som e Imagens -que acude con cinco proyectos en desarrollo, incluyendo “Todos os mortos” y “As boas maneiras” de Juliana Rojas y Marco Dutra- hasta majors nacionales como la productora Globo Filmes, que viaja a Cannes en busca de potenciales socios para sus próximas producciones.

Otras productoras de proyección internacional presentes en esta nueva edición del Marché son Bossa Nova, que estará promoviendo el documental “São Silvestre” de Lina Chamie; y Bananeira Filmes, con un catálogo en el que destacan los proyectos “O filme da minha vida” -próximo trabajo como director de Selton Mello basado en una novela de Antonio Skármeta- y los filmes “Dessert”, de Guilherme Weber y “Mate me por favor” de Anita Rocha da Silveira, ambos en postproducción.

El cine brasileño también ocupará varias de las pantallas de los market screenings del Marché, con un total de ocho títulos: “O menino e o mundo”, de Alê Abreu; “Mundo deserto de almas negras”, de Ruy Veridiano; “Gonzaga, de pai para filho”, de Breno Silveira; “Rio Corrente”, de Paulo Sacramento; “Romance policial”, de Jorge Durán; “Hoje eu quero voltar sozinho”, de Daniel Ribeiro; “Praia do futuro”, de Karim Aïnouz; y el film colectivo “Rio, eu te amo”, donde participan Fernando Meirelles, José Padilha, Carlos Saldanha y Andrucha Waddington, entre otros.

A nivel institucional, otras de las novedades es la segunda incursión internacional del programa Films from Rio, que en asociación con el Producers Network de Cannes, Ventana Sur y Rio Market, promoverá producciones en fase de desarrollo realizadas en Río de Janeiro por productores locales, pero con temas de interés universal. Por lo visto, a pesar de su vasto territorio, Brasil se está volviendo pequeño para su propio cine.