Cómo lidiar con la muerte y las diferencias en los estrenos chilenos de junio

Estrenos - Chile

La cartelera chilena sigue estrenando producciones nacionales a buen ritmo. A los cuatro largometrajes de mayo, se sumó el arribo el 31 de mayo a salas de todo el país de “Los versos del olvido”, ópera prima del iraní Alireza Khatami estrenada mundialmente en 2017 en la sección Orizzonti del Festival de Venezia, donde obtuvo tres menciones. El filme, producido por la francesa House on Fire, cuenta con coproducción de la chilena Quijote Rampante junto a productoras de Alemania y Holanda, y es distribuido en el territorio nacional por Storyboard Media.

El largometraje cuenta la historia de un anciano cuidador de una morgue que se embarca en un viaje para darle un entierro adecuado a una joven mujer, fue filmado en diferentes locaciones chilenas y cuenta con actuaciones de actores y actrices de ese país como Gabriela Aguilera, Luis Gnecco y Luis Dubbó.  

Durante el mes de junio se estrenaron tres nuevos títulos. El 7 de junio, y luego de su estreno en 2016 en el Festival de Cine de Valdivia y su posterior participación en festivales principalmente de derechos humanos, llegó al circuito de salas Miradoc “Venían a buscarme”, documental dirigido y producido por Álvaro de la Barra. El filme recorre la búsqueda de identidad del propio director, quien vivió una infancia clandestina en el exilio luego de que sus padres fueran ejecutados durante la dictadura de Pinochet.

El domingo 22 de junio se estrenó en la Cineteca Nacional de Chile de Santiago, aunque con varias funciones previstas para junio y julio en el circuito independiente de salas de todo el país, “Tierra Yerma”, largometraje de Miriam Heard producido por Forastero (Chile) y Echo Art Films (Reino Unido) en coproducción con Paprika Films (Francia), Quijote y Cine Sur (Chile). El filme trata sobre dos hermanos chilenos que trabajaron como mercenarios en Irak y luchan con el estrés post-traumático.

El último estreno del mes es este jueves 28 de junio. “En tránsito”, un documental dirigido por Constanza Gallardo Vásquez que profundiza a través de cuatro testimonios sobre las dificultades de ser una persona trans en un país aún sin ley de identidad de género. El filme, que pasó por el Festival de La Habana, 30° Cinélatino Rencontres de Toulouse, Bío Bío Cine y SANFIC, llega con distribución de DCI Distribución a varias salas del país, y fue producido por Inefable.