Diversidad y conciencia social en la séptima edición de Cine Latino de Minneapolis

Festivales - EEUU

Desde el próximo 1 de noviembre y hasta el 7 se llevará a cabo la séptima edición de Cine Latino, organizado por la Minneapolis Saint Paul Film Society. El festival es el único de esta región de Estados Unidos que ofrece una programación exclusiva de cine iberoamericano, y está conformado por varias secciones temáticas. “Creo que la cinematografía iberoamericana es hoy como una galaxia en expansión. Encuentro más audacia en los temas, en las formas del relato, en la integración de géneros: un sentido lúdico del lenguaje del cine que produce historias llenas de energía. Por otra parte, Minneapolis y Saint Paul son dos ciudades que están atravesando transformaciones notables como por ejemplo el aumento en la diversidad de su población. Cine Latino busca ser expresión de estos fenómenos y a la vez construir puentes de entendimiento entre las comunidades, tarea que en realidad continúa todo el año de la mano de la Film Society” explica a LatAm cinema Hebe Tabachnik, directora artística del festival.

Este año su foco será “Cine con consciencia”, ofreciendo una programación centrada en temáticas de justicia y activismo social, político y medioambiental conformada por ocho títulos, entre los que se incluyen las mexicanas “El guardián de la memoria” de Marcela Arteaga y “Los últimos zapatistas, héroes olvidados” de Francesco Taboada, las brasileñas “Marighella” de Wagner Moura y “Espero Tua (Re)volta” de Eliza Capai, la puertorriqueña “Los niños de María” de Carlos Larriu y Alfredo Castellanos y la chilena “La cordillera de los sueños” de Patricio Guzmán.

En “Bright New Voices” se podrá ver la colombiana “Litigante” de Franco Lolli y la ecuatoriana “Cuando ellos se fueron” de Verónica Haro. y habrá una sección para cine infantil y otra titulada “Women&Film”, conformada por los trabajos realizados o protagonizados por mujeres presentes en otras categorías, a los que se suma “Lives with flavour – Encounters with mexican gastronomy” de Ruth Zachs Babani. “Nuestra prioridad son historias de calidad, emotivas, representativas y relevantes. De una forma muy orgánica por ejemplo este año tenemos más documentales que ficciones. Cada año la selección de películas nos enfrenta a desafíos distintos. Intentamos que cada edición sea un relato colectivo único y que como tal sorprenda y provoque sensaciones” concluye Tabachnik.