Siete proyectos latinoamericanos inician su recorrido internacional en el Foro de Coproducción de la Berlinale

LatAm cinema ya ofreció un avance de los siete proyectos de Latinoamérica presentados en el foro berlinés, en el que concurrieron un total de 36 futuras películas procedentes de 29 países de todo el mundo. Ahora ofrecemos algunos detalles de estos proyectos que nos permitirán vislumbrar un poco mejor los largometrajes en los que se transformarán, y el variado talento que empieza a reunirse a su alrededor. Dos son proyectos chilenos, dos brasileños, uno de México y otro de Argentina y, finalmente, una coproducción entre Venezuela y México.

Estos son:

ARGENTINA

“Irene”, será dirigida por Celina Murga (“La tercera orilla”, en la que Martin Scorsese actuó como productor ejecutivo) y producida por Cepa Audiovisual (“Historias que só existem quando lembradas”, de Julia Murat ) y Tresmilmundos Cine (“Victoria”, de Juan Villegas). Felicitas Raffo (Cepa) nos cuenta la historia: “Irene es una mujer extranjera que vive en Buenos Aires con su marido argentino y que acaba de sufrir la dramática pérdida de su hijo adolescente. La película tiene un punto de partida dramático y devastador pero se centra en la reconstrucción de esta mujer que, a través de involucrarse en nuevas e inesperadas relaciones, logra encontrar un nuevo sentido a su vida”. Raffo añade que se encuentran en la búsqueda de la actriz protagónica que será de nacionalidad europea. La directora, Murga, declaró en el foro de coproducción del pasado festival de San Sebastián que “Irene” está inspirada o es una relectura situada en la Argentina contemporánea de “Europa 51”, de Roberto Rossellini” (1952).

BRASIL

Uno de los cineastas más distinguidos de Brasil y competidor este año en la sección oficial con “Joaquim”, Marcelo Gomes, dirigirá “La boda de Paloma”, con la producción Rec Produtores Associados (“Joaquim”, “Tener dónde ir”, de Jorane Castro), la compañía de Recife que trabaja habitualmente con Gomes. En “Paloma”, una mujer campesina y transexual que vive en las zonas rurales interiores de Brasil anhela legitimar su relación con su novio, Zé, por el ritual católico. Pero se toparán con las presiones sociales y el escándalo mediático.

También la religión está presente en la segunda película brasileña incluida en el Foro de Coproducción, “Overgod” de Gabriel Mascaró (“Boi neon”, “Ventos de agosto”). Es una producción de Desvia Produções  (“Ventos de agosto”) y contará una historia situada en 2040 donde la religión hegemónica en Brasil es la evangelista y en la que una devota y joven notaria, Morgana -libremente inspirada en María Magdalena-, asume la misión personal de de rescatar a las parejas del divorcio proponiéndolas una terapia reconciliatoria en un club nocturno de gospel.  Ya en la actualidad, el 40% de las televisiones de Brasil están en manos de iglesias evangelistas. Las terapias de “rehabilitación” para los gays y la criminalización del aborto, junto con la prohibición de la educación sexual son fervientemente defendidas por lobbys oficiales. “Overgod” tratará de “analizar los temas humanos y universales tras este fenómeno, a través de una narrativa de inspiración bíblica”, cuenta Mascaró, quien concluye: “A través de Morgana, exploraremos cómo los deseos eróticos y dramas personales de los practicantes religiosos pueden entrar en colisión con las doctrinas que su fe sustenta. De alguna manera, entre el realismo mágico, el drama religioso y la comedia absurda, la película se centra en personajes contemporáneos que viven en un futuro cercano, y de la que podría hacerse una lectura distópica, pero también contradictoriamente humanista y libertaria.”

CHILE

“The Monster Within”. Será el segundo largometraje de Rodrigo Susarte, tras debutar con el psicothriller “Ventana”, presentado en Blood Window (Ventana Sur). Susarte está curtido también en series de televisión. La producción inicial corre a cargo de Forastero (“La nana”, de Sebastián Silva, nominada en los Globos de Oro a Mejor Película en lengua extranjera en 2010). “En “Monster” tras la extraña muerte de su esposa, un padre y su hija se mudan a un pueblo pequeño para iniciar una nueva vida. Pero el entorno se hará pronto hostil implicándolos en una serie de crímenes y supersticiones. La productora Florencia Larrea explica: “La película está situada en la zona más austral de Latinoamérica y de la región Aysén de Chile. Narra el conflicto que genera el progreso en las últimas zonas vírgenes del país. La nueva generación decide desenterrar antiguas prácticas de brujería mapuche para utilizarlas como una herramienta en la protección de su territorio. Para esto necesitarán tener un guardián que los proteja, este es el “Invunche”, que significa ser deforme en lengua mapuche”. Larrea resume: “es un film que trabaja el género del horror con una mirada autoral tratando temas como el amor de un padre hacia una hija, la necesidad de un nuevo orden, los sistemas en crisis y la búsqueda de una respuesta”.

“Blanquita”. Tercer largometraje dirigido por Fernando Guzzoni (“Jesús”, “Carne de Perro”, premio al Mejor Debut en el festival de Göteborg en 2013). “Blanquita” es una producción por el momento de Don Quijote Films (Giancarlo Nasi) y su elenco incluye a Amparo Noguera (“Una mujer fantástica”), Laura López  y Alejandro Goic (premio a Mejor Actor por “El club”). El proyecto relatará la historia de una joven madre chilena que, al regresar a su antiguo hogar de acogida, se ve envuelta en un escándalo de abusos sexuales de escala nacional. Guzzoni explica que aunque está inspirada en elementos de un hecho real, la película buceará en las profundidades de su personaje, sin aspiraciones históricas o periodísticas.  ”Mi propósito es establecer una serie de acontecimientos con una doble dimensión: por una parte, como hechos que no existen en realidad y contrariamente, como sucesos que esconden un drama real e impactante,” explica el director.

MÉXICO

“A donde fue el verano” es un proyecto de la valenciana residente en México Beatriz Sanchis, quien con su primera película “Todos están muertos” -que también se presentó en la Berlinale y participó en el Mercado de Coproducción-, obtuvo el premio a la Mejor Opera Prima en el festival de Guanajuato, y fue nominada al premio Goya a la Mejor Dirección Novel. La compañía que respalda “A dondcie fue el verano” es Animal de Luz Films (la multipremiada “La jaula de oro”, de Diego Quemada Díez) en coproducción con Machete Films y Kinemascope Producciones. Su directora anuncia: “Es una comedia dramática en forma de road movie, es la historia de una búsqueda y es una película muy libre, especialmente en comparación con mi anterior película que era muy encerrada hacia dentro, claustrofóbica incluso. Esta es todo lo contrario. En lo que se parece es que es también una historia de mujeres. Son dos personajes principales y dos secundarios muy importantes, todos ellos mujeres. Es una película que habla del poder femenino”. En el proyecto, J.J. es una mujer en su treintena cuyo trabajo temporal actual consiste en pintarles la cara a hijos de adultos muy ocupados en fiestas de cumpleaños en Hollywood. En una de ellas conoce a Emerald, con quien trata una relación muy especial y que la acabará acompañando a México, donde J.J. debe acudir para no perder un apartamento que recibió en herencia. Será una película hablada en inglés y español. Su guionista es el mexicano Gibrán Portela, autor de “La jaula” y de “Güeros”.

MÉXICO – VENEZUELA

“Benigno Cruz”, de Jorge Hernández Aldana, guionista, productor y director (“Los herederos”) que ha sido seleccionado como uno de los “10 Producers to Watch” este año en la Berlinale del México in Focus. Por parte mexicana producen Paloma Negra Films (“Eisenstein en Guanajuato”) y Lucía Films (“600 millas”), y por parte venezolana, La Pandilla Producciones (“La familia”). El productor venezolano Gustavo Rondón avanza así la historia: “Es la historia de Benigno, un hombre mayor que vive en el llano venezolano en una tierra por la cual le ofrecen algo de dinero y para poder concretar la venta debe hacer a sus hijos firmar los papeles de propiedad”. Así Benigno propiciará un encuentro entre los miembros de la familia que no han tenido contacto en años. Según Rondón, se trata de un proyecto “con un fuerte arraigo en la realidad venezolana actual pero con una historia íntima de relaciones humanas que tocan fibras muy universales, siempre filtradas a través de una mirada personal y subjetiva de Jorge”.

Foto de portada: Oliver Möst/Berlinale/EFM 2016