Tribeca Film Institute anuncia los proyectos seleccionados para su fondo latinoamericano 2017

Desarrollo, Documental - EEUU

El Fondo Tribeca para Latinoamérica divulgó la selección de su edición 2017. En total, 17 proyectos de ficción y documental de ocho países contarán con su apoyo recibiendo instancias de networking y facilitando encuentros con la industria y los festivales.

En la categoría ficción son nueve las películas escogidas: “Baghdad – Escenas de un vecindario” de Caru Alves de Souza (Brasil), “Reino de la belleza” de Laura Guzmán e Israel Cárdenas (Dominicana), “El Sistema Solar” de Bacha Caravedo y Daniel Higashionna (Perú), “Enigma” de Ignacio Juricic (Chile), “Trabajo de choque” de Marcos Díaz Sosa (Cuba), “La lluvia” de Lony Welter (Colombia), y las mexicanas “Brazos blancos” de Mariana Musalem, “Sanctorum” de Joshua Gil y “El refugio de los insomnes” de Sergio Goyri y Joseduardo Giordano.

Los documentales seleccionados para este año son los brasileños “El juicio” de Petra Costa y “El gran día” de Helena Ungaretty y Guilherme Giufrida, los mexicanos “El compromiso de las sombras” de Sandra Luz López y “El circo Fénix” de Lorena Aguirre y Bruno Andrino, el colombiano “Homo Botanicus” de Guillermo Quintero, el cubano “El hombre entre el perro y el lobo” de Irene Gutiérrez, el chileno “El agente Topo” de Maite Alberdi y el argentino “Viento y susto” de Noelia Solmi.

La mayoría están iniciando su producción, aunque algunos ya tienen un rough cut o incluso han empezado la fase de postproducción, señala el director de Programas Documentales, José Rodríguez, a LatAm cinema. Respecto a las características de los proyectos presentados para esta edición, Rodríguez afirma que por el lado de la ficción “hay muchas narrativas/historias personales –coming of age– que se caracterizan por personajes jóvenes tratando de encontrar su rol y objetivo en la sociedad latinoamericana”. En el área documental en los intereses de los realizadores predominaron las exploraciones de “los campos específicos en la sociedad -desde la industria de las bodas hasta los retirement homes pasando por los circos- y la preservación del medioambiente y la naturaleza”.

La mayoría de las solicitudes provenían de Chile, Brasil y México porque “hacemos muchos talleres en esos sitios, donde tenemos muchos partners” indicó Rodríguez. De hecho, varios de los proyectos han sido elegidos como parte de la cooperación que el Fondo realiza a lo largo del año con diversas instituciones, como el FICCI, DocSP, DocuLab de Guadalajara, Nuevas Miradas de la EICTV, el Laboratorio del Festival de Morelia o SANFIC. Asimismo, si bien no hay nacionalidades prioritarias, la organización ha querido darle un espacio a países que en ediciones anteriores no habían tenido un proyecto elegido, como Perú y Dominicana.

Con el apoyo de Bloomberg Philanthropies y Canacine, el TFI Latin America Fund Grantee apoya a los cineastas de América Latina y el Caribe con el fin de generar más espacio y desarrollo de oportunidades para los realizadores de la región, buscando que sus películas accedan a la industria audiovisual internacional y a más audiencias en Estados Unidos. En este sentido Rodríguez sostiene que, si bien entre los logros más importantes del Fondo se encuentra el creciente acceso de sus proyectos a festivales y mercados conocidos, como Tribeca, Sheffield Doc/Fest y Berlín, entre los desafíos de los productores latinoamericanos continúa estando la falta de conectividad entre los proyectos de la región y la industria estadounidense.