14º DocsMX: “conexiones reales” con la diversidad documental

Documental, Festivales - México

La diversidad dejó de ser una intención y pasó a ser una realidad, al menos en la décimo cuarta edición del Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México, que este año se realiza del del 10 al 19 de octubre. Así lo manifiesta su director artístico, Pau Montagud, en diálogo con LatAm cinema: “Mediante los procesos de selección de DocsMX, hemos identificado con mucha claridad cómo el documentalismo latinoamericano ha llamado la puerta de otros temas y estilos”.

Como antes se identificaba al cine brasileño con la experimentación, al documental argentino o chileno con el estilo observacional y con la temática política y al mexicano con la violencia, la frontera y sus consecuencias; ahora los realizadores  tratan cualquier tema y lo cuentan de maneras muy diferentes, sin importar las nacionalidades del cine al que pertenecen, reflexiona el entrevistado. “A pesar de conservar los rasgos más característicos de sus cinematografías, éstos ya no son definitorios ni automáticos. Y además se hace bien, con el talento que siempre ha caracterizado a nuestro documentalismo” destaca Montagud.

Algunos ejemplos que cita dentro de la presente selección son “Esperando el carnaval” de Marcelo Gomes, “She/Her” de Ana Belén Barragán, “Relatos de una guerra urbana” de Renato Martins, “Los Reyes” de Bettina Perut e Iván Osnovikoff y “Las hermanas de los árboles” de Camila Menéndez y Lucas Peñafort.

La selección oficial abarca 79 películas de 29 países entre las cuales se incluyen las latinoamericanas “Soldado Estrangeiro” de José Joffily y Pedro Rossi, “Relatos do Front” de Renato Martins, “Espero Tua (Re)Volta” de Eliza Capai, “Haydee y el pez volador” de Pachi Bustos y la coproducción “Manos limpias” (Nicaragua, Estados Unidos) de Michael Dominic.

El cine mexicano no se queda atrás, tal cual lo reflejan sus tres secciones dedicadas al documental anfitrión. El director artístico del festival se manifiesta entusiasmado con estas exhibiciones que hablan de “la salud de nuestro documentalismo y del potencial creador de nuestras nuevas generaciones de cineastas”. Algunos integrantes de estas secciones son “Bad Hombres” de Rodrigo Ruiz y Juan del Monte, “Para no volver” de Janette López, “¿Qué les pasó a las abejas?” de Adriana Otero y Robin Canul, “Laberinto Yo’eme” de Sergi Ros, “Júba Wajiín. Resistencia en la montaña de Guerrero” de Laura Salas y Nicolás Tapia, “Yib” de Ozan Mermer, “Banda” de Carlos Armella, “Retiro” de Daniela Alatorre, “Maricarmen” de Sergio Morkin, “La nebulosa de Emiliano” de Berenice Soto, “El gran salto” de Jorge Porra o “Golpes duros” de José Palma.

La presencia local estará complementada con “Los niños del éxodo” de Wilma Gómez, “7.1” de Guénola Bally Layolle, “Golpes duros” de José Palma, “Rebeldía, grita el grano en el surco al agrietar la tierra para recibir los rayos del sol…” de Pablo Ramos, “El guardián de la memoria” de Marcela Arteaga, “Las sanadoras” de Rodrigo Occelli, “Oblatos. El vuelo que surcó la noche” de Acelo Ruiz, “Birth Wars” de Janet Jarman y “La voz del silencio” de Jorge Uruchurtu.

El cartel se completa con 13 cortometrajes mexicanos y 10 del resto de Latinoamérica.

Además de un festival, DocsMX es “un espacio de encuentro y de agitación cultural” donde se crean “conexiones reales, voluntarias, íntimas, empáticas y solidarias”. Por este motivo a las exhibiciones se le suman el seminario con Maite Alberdi titulado “Filmar la realidad desde la subjetividad”, el DocsForum, el DocsLab, el Reto DocsMX y actividades dedicadas al público infantil. Las películas programadas también contemplan un homenaje a Santiago Álvarez, el preestreno mundial de “Nómadas” de Emiliano Ruprah, una retrospectiva de Marcelo Gomes y cuatro mesas de Docs Talks.

Si se observa este panorama, el lema de esta edición, “conexiones reales”, resulta acertado. Las multipantallas y las nuevas mediaciones hacen un llamado “a regresar a la experiencia directa, presencial y en vivo de nuestra cinematografía. A compartir con el público y realizadores la creación cinematográfica y a debatirla” explica Montagud. En este contexto, el documental latinoamericano “tiene una oportunidad de oro para incrementar exponencialmente su exposición pública gracias a las nuevas tecnologías aplicadas a la exhibición”. Por ello, es importante profundizar la apuesta al fomento de las redes de exhibición independientes, la creación de plataformas regionales o temáticas de streaming, y la nueva dimensión de la autodistribución para que nuestro cine tenga más vías de acceso a un público cada vez mayor: “Tenemos un gran espacio de mercado cinematográfico que poder explorar”, concluye.