El cine latinoamericano regresa con varios premios de la 68º Berlinale

Festivales - Europa

El pasado 25 de febrero culminó la 68º edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, en la que se presentaron una veintena de películas latinoamericanas y varias de ellos volvieron con premios a sus respectivos países.

Paraguay resultó ser el mejor representante de la región. “Las Herederas”, ópera prima de Marcelo Martinessi producido por La Babosa Cine (Paraguay) y coproducido por Mutante Cine (Uruguay), Pandora Film Produktion (Alemania), Esquina Filmes (Brasil), Norsk Filmproduksjon (Noruega) y La Fábrica Nocturna (Francia) se alzó con dos Osos de Plata. Ana Brun, quien encarna a una mujer que descubre que el dinero que había heredado ya no le alcanza, fue elegida como mejor actriz, y la película ganó además el premio Alfred Bauer.  El filme además recibió el premio a mejor película otorgado por el Jurado FIPRESCI y el Teddy entregado por los lectores de la revista Mannschaft.

México también consiguió un Oso de Plata. El filme “Museo”, dirigido por Alonso Ruizpalacios,  producido por las mexicanas Panorama Global y Ring Cine, y protagonizado por Gael García Bernal y Leonardo Ortizgris, se llevó el premio a mejor guion.  La historia, escrita por el director junto a Manuel Alcalá, está ambientada en la navidad de 1985, a meses del terremoto que casi destruye a la Ciudad de México. Allí, los capitalinos despiertan con la noticia del crimen más espectacular de su historia: el robo de más de 160 piezas icónicas del Museo Nacional de Antropología e Historia.

También el cine documental latinoamericano fue reconocido en Berlín, en esta oportunidad con el filme brasileño “Ex-pajé”, segundo largometraje de Luiz Bolognesi producido por las brasileñas Gullane y Buriti Filmes. El documental, que se llevó una Mención Especial en el premio Glashütte Original, gira alrededor de un ex chamán que habiendo sido obligado a practicar la religión evangélica ahora siente la necesidad de reanudar el diálogo con los espíritus ancestrales.

La peruana “Retablo”, ópera prima de Álvaro Delgado-Aparicio con producción de Siri Producciones, se llevó una Mención Especial en los premios entregados por el jurado joven y además se alzó con el premio L’Oreál Paris Teddy Newcomer.

Las producciones latinoamericanas también conquistaron a varios jurados independientes. La chilena “La casa lobo”, con dirección de Cristóbal León y Joaquín Cociña y producción de Diluvio y Globo Rojo se llevó el premio Caligari. El documental “Teatro de guerra” de la argentina Lola Arias fue considerado el mejor de la categoría Forum  tanto  por el Jurado Ecuménico como por el jurado CICAE (Confédération Internationale des Cinémas d’Art et d’Essai). El filme ofrece un análisis sobre la herencia emocional de la guerra de las Malvinas y es producido por las argentinas Gema Films y Sake Argentina, la alemana Sutor Kolonko y la española BWP. La brasileña “Tinta bruta”, dirigida por Marcio Reolon y Filipe Matzembacher y producida por Avante Filmes, se llevó el premio del jurado CICAE en la categoría Panorama, y además el Teddy Award a mejor película, otorgado a filmes con temática queer. El Teddy para el mejor documental también quedó en manos brasileñas: “Bixa travesti”, con dirección de Claudia Priscilla y Kiko Goifman y producción de Válvula Produções y PaleoTV Produções. El cine documental brasileño también logró seducir al público. “O processo” de Maria Augusta Ramos con producción de la brasileña Nofoco Filmes Produções Cinematográficas fue el tercer documental más votado por los espectadores en la categoría Panorama.